Choquequirao, Segundo complejo arqueológico del Cusco

 

foto01.jpg (150005 bytes)

Vista Panorámica de
Choquequirao, con la Plaza al Centro.

choquequirao-interiores.jpg (57606 bytes)

Interiores de la ciudadela de Choquequirao, con típicas escalinatas y construcciones piramidales.

Choquequirao, la otra ciudad de piedra construida en la primera mitad del siglo XV, es importante por su significado histórico. Choquequirao fue centro religioso, político y social en la época incaica y se convirtió en un eje de intercambio cultural y económico entre la costa y la sierra. La ciudadela está ubicada a 3,033 m.s.n.m., en el distrito de Santa Teresa, provincia de La Convención, Cusco (límite con Apurímac) y ocupa 1810 Has.Según las crónicas posconquista, Choquequirao sirvió de refugio a los incas durante más de 40 años, desde 1536, durante la resistencia a los invasores españoles. Ahora, en pleno siglo XXI la lucha es contra la depredación.

"Biólogos, ecologistas y expertos señalan que el entorno de Choquequirao es uno de los más ricos en biodiversidad en la selva alta. Destruir este ambiente, como lo hicieron con Machu Picchu, sería otro crimen al ecosistema y a la humanidad", dice De La Piedra.

Como no existe un inventario, no se sabe cuántas especies de plantas y animales existen en Choquequirao. Los ya conocidos como el cóndor, halcón, trogón -ave parecida al quetzal-, oso de anteojos, algunos felinos e insectos podrían sufrir graves daños por la eventual tala de árboles o espantarse por los helicópteros si se construyera un helipuerto en su hábitat.


acueducto.jpg (65136 bytes)

Acueducto que trasladaba el agua del nevado Salcantay a la ciudad. Una hazaña de la ingeniería inca. 

Pocos hallazgos han despertado tanto interés en los últimos años como Choquequirao (en quechua Chuqui K’iraw, “cuna de oro”). Estos restos arqueológicos han sido considerados tan importantes y extensos como los de Machu Picchu. Se sitúan sobre una amplia meseta andina en la provincia de La Convención, en pleno valle de Vilcabamba. Los arqueólogos presumen que se trata de una de las tantas ciudadelas perdidas en Vilcabamba, donde los incas se refugiaron a partir de 1536. Choquequirao es un extraordinario complejo que consta de nueve grupos arquitectónicos de piedra. Posee cientos de andenes, habitaciones y sistemas de riego. Gracias a la labor iniciada en 1993 por el Plan COPESCO y por el Instituto Nacional de Cultura del Cusco, el 30% del gigantesco complejo ha sido despejado y habilitado para el turismo nacional y extranjero.

 

Referencia histórica 

La primera mención sobre Choquequirao, aparece gracias a la investigación sobre el pueblo de Cachora, realizada por el historiador Cosme Bueno en 1768. Aunque recién en el siglo XIX fue dado a conocer por los franceses Eugene de Santiges (1834) y Leónce Angrand (1847). El sitio cayó luego en el olvido hasta que en 1911, Hiram Bingham, acompañado por los pobladores, visitó el lugar y llamó la atención sobre su importancia. Los trabajos de limpieza y excavación se iniciaron en la década del setenta.

El complejo arqueológico 

Choquequirao se compone de nueve sectores, entre los que destacan el centro político religioso, el sistema de fuentes y canales con acueductos, y el grupo de las portadas. Es preciso recalcar el carácter religioso de este complejo. La arquitectura se encuentra distribuida alrededor de una explanada o plaza principal, y se complementa por un muy bien conservado sistema de andenería agrícola. Los restos arqueológicos se distribuyen en la parte descendente del cerro Choquequirao y se agrupan a manera de pequeños barrios, un tanto separados entre sí, siguiendo un probable criterio de función y rango social.

El sector residencial y las andenerías 

La zona residencial se encuentra en la parte descendente, mientras que los flancos de las montañas contienen las andenerías de cultivo. Algunas de ellas tuvieron canales de riego y fueron usadas de manera permanente, mientras otras fueron, al parecer, temporales.

El sector ceremonial 

La zona ceremonial se encuentra en la parte denominada Plaza Principal, mientras que en la parte alta destaca una serie de sofisticados edificios.

Ubicación estratégica 

Choquequirao fue, al parecer, un enclave económico conectado con la selva y con ciudadelas importantes como Machu Picchu y Písac. Posee una extraordinaria vista hacia la vertiente de Río Blanco y del Cañón del Apurímac. A lo lejos, se divisa el fabuloso nevado Salcantay.

Ubicación 

El complejo está situado en una zona de montaña baja o ceja de selva, al noroeste del cañón del Apurímac. Alberga una ecología particular, que se caracteriza por la abundante vegetación. El clima cálido -propio de la zona- se alterna con temperaturas frías, lo cual contribuye a la diversidad de flora y fauna. Estas condiciones geográficas fueron aprovechadas de manera prodigiosa por los incas.

Investigación 

Antes de la intervención de COPESCO, las ruinas se encontraban cubiertas por una densa vegetación de árboles y pequeños arbustos de diversas especies, que escondían las construcciones. La investigación arqueológica en Choquequirao, se ha orientado fundamentalmente hacia la implementación de excavaciones sistemáticas, que constituyen el primer paso para acercarnos a la historia del lugar. Pero al mismo tiempo, existe el interés de dar a conocer el lugar y habilitarlo para expediciones turísticas.

Cómo llegar 

El viaje hasta Choquequirao es largo y extenuante, pero ciertamente inolvidable. Se parte del Cusco por la carretera que va a Abancay (B2). En el kilómetro 154 debe tomarse el desvío hasta la localidad de Cachora (B1), último pueblo antes de llegar hasta el complejo arqueológico. Desde allí se va a caballo o a pie. En Cachora se pueden contratar los servicios de Seferina y Celestino Peña, guías locales que disponen de caballos para llevar la carga. El camino ha sido recientemente ampliado y arreglado. Transitar por él, es ahora más cómodo y seguro. Llegar a Choquequirao (B1) requiere de una buena condición física y del equipo adecuado. Partiendo de Cachora (2,900 m.s.n.m.) es necesario bajar hasta el río Apurímac (1,530 m.s.n.m.) para acampar. El segundo día se sube hasta los 3,085 m.s.n.m. de altitud, donde se ubica el complejo. Para regresar, se utiliza el mismo camino.

Las jornadas tienen una duración promedio de cinco a seis horas cada día. Los fuertes desniveles en la ruta, así como la dramática variación de los climas a lo largo del recorrido, lo convierten en un viaje exigente pero muy bien recompensado. Se recomienda llevar abundante líquido, sales rehidratantes y pastillas para purificar el agua.

Las instalaciones que sirven de alojamiento a los arqueólogos y trabajadores, mantienen una pequeña área que funciona como oficina y depósito de los objetos encontrados durante la excavación. El visitante puede solicitar ver los últimos hallazgos. Es casi imposible llegar a Choquequirao durante la época de lluvias (diciembre a marzo). Además, los trabajos arqueólogicos se interrumpen en esta temporada.

 

Choquequirao próxima a convertirse en un ícono turístico y cultural

viernes, 16 de junio , 2006 - 08:52:26

rpp_eliane.jpg (36110 bytes)(RPP Noticias) La Primera Dama de la Nación, Eliane Karp de Toledo, expresó su satisfacción porque faltando apenas un mes para concluir el mandato del actual gobierno, "dejamos a Choquequirao listo para convertirse en un nuevo ícono cultural y turístico que será de gran beneficio para decenas de comunidades indígenas".

Se refirió así al efecto social y económico de las obras de infraestructura, paradores, caminos vecinales y secundarios, q ue su despacho ha impulsado en los últimos cuatro años, en una amplia zona que tiene como centro el gran complejo arqueológico de Choquequirao.

Dichas edificaciones prehispánicas se alzan en una de las estribaciones de la cadena montañosa de Salkantay, a 3 mil 300 metros sobre el nivel del mar, en la cusqueña provincia La Convención, a unos 75 kilómetros del otro coloso arqueológico del Cusco, Machu Picchu.

Eliane Karp realizó una visita rápida a Choquequirao, posiblemente la última a ese complejo arqueológico antes del cambio de gobierno del 28 de julio próximo, acompañada del embajador de Francia en el Perú, France Charasse, el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Alfredo Ferrero, el de Educación, Javier Sota Nadal, y autoridades locales.

En la breve ceremonia que se realizó en la plaza central del complejo de Choquequirao, la Primera Dama del Perú inauguró formalmente el conjunto de obras que, entre pequeñas y medianas, facilitan enormemente el acceso al complejo arqueológico desde diversos puntos, así como la prestación de servicios diversos.

"Ciertamente, la prestación de servicios constituye un filón que las comunidades de esta zona de la provincia de La Convención seguirán aprendiendo a explotar, porque a partir de ofrecer posada y alimentación a turistas nacionales y extranjeros, se dinamizará aceleradamente las economías locales e una amplia zonas", aseveró.

La Primera Dama agradeció muy especialmente al gobierno de Francia, en la persona del embajador Pierre Charasse, el cual a través del Fondo Contravalor Perú-Francia ha apoyado decididamente los trabajos que ha estado a cargo de Copesco, oficina ejecutora del ministerio de Comercio Exterior y Turismo, y de Pro Vías Rural, organismo del ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Afirmó que "la verdadera preocupación por los pueblos indígenas y la voluntad de trabajar para su progreso, es con acciones concretas y sin estridencias, como se ha hecho en este caso, y lo seguiremos haciendo hasta el mismo 28 de julio, y aun después seguiremos apoyándolos en todo lo posible".

Después de la ceremonia en la plaza, la Primera Dama, el embajador Charasse y el ministro Alferedo Ferrero cortaron cintas para dar simbólicamente acceso a los caminos que hjan sido mejorados en intenso trabajo xde cuatro años, con los aportes del Fondo Contravalor Perú-Francia, Copesco y Provías Rural.

Las "Llamas del Sol" en los andenes...

rpp_llamas.jpg (73410 bytes)Después del corte de cintas, la Primera Dama y la comitiva oficial caminaron más de media hora hasta un sector de andenes o plataformas que se desplazan siguiendo el contorno de la forma del cerro.

Allí, en las paredes de unos 15 andenes, se encuentran las "Llamas del Sol", que son 22 figuras hechas con piedras lajas insertadas obviamente durante la construcción misma de las paredes, y que según los investigadores tenían connotación divina entre los pobladores del Tahuantinsuyo (Imperio de los Incas) y un uso litúrgico o ceremonial.

La interpretación tiene en cuenta que en la civilización Inca, la llama fue un animal que más allá de su aprovechamiento utilitario (en la carga y la alimentación) fue por excelencia el animal usado para los sacrificios al dios sol.

El complejo de Choquequirao comprende nueve grupos arquitectónicos de piedra, además de cientos de andenes, habitaciones y sistemas de riego y de aprovechamiento del agua, muy innovadores para la época.

El impulso que la Primera Dama Eliane Karp dio desde un comienzo a Choquequirao, se vio reforzado decisivamente en 2001 después de una reunión con el Presidente de Francia Jacques Chirac que convirtió al FondoContravalor Perú-Francia en respaldo principal para el apuntalamiento del valor y el prestigio del complejo arqueológico, y el beneficio socioeconomico de las comunidades indígenas de la zona.

Los trabajos de puesta en valor en el mismo Choquequirao y las investigaciones arqueológicas y antropológicas en Choquequirao dieron pasoa importantes descubrimientos como un cementerio inca llamado "muro triunfal" donde yacían cubiertos 17 fardos funerarios, así como un lugar denominado "la casa de la caída de agua" y la "Kallanca de los Huayquis" , que se afirma era un templo religioso. También se descubrieron 23 pinturas rupestres en el sector de Negruyoc, emplazadas sobre la pared vertical de un afloramiento rocoso, en las cuales se aprecian figuras antropomorfas vestidas con ropajes incaicos, figuras geométricas que son propias de la decoración y las alegorías incaicas, incluyendo tumis, que fueron cuchillos ceremoniales con los que sacrificaban precisamente a las llamas.


 

Otros Temas de Portal Inca

Machupicchu - La Joya del Imperio Incaico

Tumbas Reales de Sipán - Uno de los Hallazgos más Espectaculares de la Arqueología

Líneas de Nazca - Gigantescas y Enigmáticas Figuras dibujadas en la Tierra

Chavín -  Cultura Madre de la Civilización Andina 

Kuelap - Colosal Fortaleza Oculta en la Selva Peruana

Caral - El Sitio Arqueológico más Antiguo de América

Tiahuanaco - Misteriosa y Antigua Cultura del Altiplano

Choquequirao - Ciudadela Inca comparable a Machupichu

Catarata  Gocta - La tercera Catarata más alta del Mundo

Fenómeno del Niño - Cuando el Clima Mundial se vuelve loco

Arquitectura Inca - Estilos, Secretos y Belleza de las Famosas Construcciones Inca

Cusco.- Capital del Imperio de los Incas

Chimu.- El Arte del Oro y el Barro

Paracas.- Completo y Original Arte Textil

Lima - La Ciudad de los Reyes

Perú - Cuna de Antiguas y Grandes y Culturas

PortalInca.com